Paga menos en tu próxima declaración de la renta.

Medidas de «ahorro» para tu declaración de IRPF de 2023

¿Se acerca el final del año, y quieres saber como pagar menos en tu próxima declaración de IRPF? Te contamos alguna de las medidas por las que puedes optar para “ahorrar” en tu próxima declaración:

 

Aportación a planes de pensiones

Las aportaciones realizadas a planes de pensiones y las primas satisfechas a un Plan de Previsión Asegurado (PPA) durante el ejercicio pueden suponer una reducción de 1.500 euros anuales o un máximo del 30% de los rendimientos netos de trabajo personal y de actividades económicas. Esta reducción permite rebajar la base imponible que se emplea para el cálculo del IRPF.

 

Compra de un vehículo eléctrico

Si crees que es el momento de cambiar de vehículo personal, debes saber que optar por un coche eléctrico permite deducirse el 15% de su importe hasta un límite de 20.000 euros, lo que supone un ahorro de hasta 3.000 euros si lo adquieres antes de que finalice el año. Además, existen otras ayudas a las que podrá acogerse, como las del Plan MOVES III, que incluyen subvenciones por la compra de un vehículo enchufable y por la instalación de puntos de recarga.

 

Deducciones por obras de mejora de la eficiencia energética de las viviendas

Las inversiones realizadas entre el 6 de octubre de 2021 y el 31 de diciembre de 2023 para la mejora de la eficiencia energética de la vivienda habitual, o de una vivienda de nuestra titularidad que se encuentre arrendada, conllevan deducciones de entre el 20% y el 60%, en función de las obras realizadas. Para algunas de estas deducciones el plazo para realizar las obras se extiende hasta el 31 de diciembre de 2024. La fecha a tener en cuenta para saber en qué periodo impositivo se debe aplicar la deducción es la que figure en el certificado de eficiencia energético expedido tras las obras.

Las deducciones existentes son las siguientes:

  • Obras que permitan reducir la demanda de calefacción y refrigeración de la vivienda en al menos un 7% realizadas hasta el 31 de diciembre de 2023: deducción del 20% de la inversión realizada hasta un máximo de 5.000 euros.
  • Obras realizadas hasta el 31 de diciembre de 2023 que permitan reducir en al menos un 30% el indicador de consumo de energía primaria no renovable, o bien consigan una mejora de la calificación energética de la vivienda para obtener una clase energética A o B: deducción del 40% con un máximo de 7.500 euros.
  • Obras realizadas hasta el 31 de diciembre de 2024 que permitan reducir el consumo de energía primaria no renovable en un 30% como mínimo, o bien la mejora de la calificación energética del edificio para obtener una clase energética A o B, en la misma escala de calificación: deducción del 60% con un máximo de 5.000 euros.

 

Deducción por compra de vivienda habitual

Para contribuyentes que firmaron su hipoteca antes del año 2013, todavía podrá acogerse a la deducción por adquisición de vivienda habitual, como cada año. Esta ayuda permite desgravarse el 15% de las cantidades abonadas durante el ejercicio, hasta un tope de 9.040 euros. Si la hipoteca tiene dos titulares, ambos podrán acogerse a la deducción en su declaración de la Renta.

Una forma de ahorrar en la próxima declaración de la Renta es amortizar hipoteca antes de final de año hasta el máximo deducible.

 

Reinversión en vivienda habitual

Si ha vendido su vivienda habitual y reinvertido la ganancia obtenida en la compra de una nueva vivienda habitual, puede beneficiarse de la exención en el IRPF por reinversión en vivienda habitual. Esta exención es aplicable si la compra y la venta se han producido en un periodo de como máximo dos años, antes o después.

Además, también los mayores de 65 años y las personas en situación de dependencia severa o gran dependencia pueden acogerse a la exención de la ganancia patrimonial obtenida por la venta de la vivienda habitual. Por ello, si estás cerca de cumplir los 65 años y te planteas vender su vivienda habitual, es probable que merezca la pena esperar a alcanzar esa edad para realizar la operación.

 

Invertir en empresas de reciente creación

La inversión en empresas de reciente creación y startups da derecho a una deducción del 30% hasta una inversión máxima de 60.000 euros. Esto es posible en el caso de sociedades anónimas, sociedades limitadas, sociedades limitadas laborales y sociedades anónimas laborales. Para ello, la empresa no debe cotizar en bolsa, ni tener más de tres años de antigüedad, ni unos fondos propios de más de 400.000 euros, y las participaciones deben conservarse entre 3 y 12 años.

 

Deducción por contratación de seguros y otras deducciones para AUTONOMOS.

Además de lo anterior para todos los contribuyentes, los autónomos pueden acogerse a otras rebajas en el IRPF por cuestiones relacionadas con su actividad, y algunas de ellas se pueden materializar antes de final de año de cara a la próxima declaración de la Renta. Una de las posibilidades es suscribir antes de que acabe el año un seguro médico, de vida o relacionado con su actividad, con los que se puede obtener una rebaja en la base imponible: del 100% de lo aportado en el caso de los seguros de responsabilidad civil y de un máximo de 500 euros (1.500 si el autónomo tiene alguna discapacidad) en el caso de los seguros médicos o de vida.

Los autónomos pueden beneficiarse de otras deducciones en el IRPF, por ejemplo, por la creación de empleo o por la inversión en maquinaria destinada a su actividad profesional.

 

Otras exenciones, deducciones y medidas

Donativos a ONG o asociaciones culturales permiten deducir el 80% de los primeros 150 euros, y a partir de ahí un 35%, que puede ser del 40% si se dona durante dos años a la misma asociación. De modo similar, las donaciones a partidos políticos, incluyen deducciones de un 20% hasta 600 euros.

Si eres trabajador por cuenta ajena, revisar la retención que se practica en tu nómina. Con la calculadora de IRPF de la web de la Agencia Tributaria, puedes comprobar si se te está aplicando un porcentaje adecuado. De no ser así, puedes solicitar a tu empresa una regularización del porcentaje aplicado en las últimas nóminas del año.

El salario en especie a través de algunas rentas como pueden ser, por ejemplo, la entrega de acciones de la empresa, seguro médico, salario destinado a formación, cheques de educación, transporte público, etc. están exentas de IRPF hasta un límite, por lo que puede convertirse en un buen modo de ahorrar en la factura fiscal del año.

 

Además de todas estas medidas, que como norma general se aplican a la cuota estatal, se pueden aplicar otras deducciones a la cuota autonómica que establece cada comunidad autónoma.

 

Si quieres saber más sobre estas medidas y cómo aplicarlas a tu declaración, puedes contactar con nuestro departamento fiscal a través de los medios de contacto habituales y estaremos encantados de asesorarte.

 



¿DESEAS COMENTAR ALGO?